Mar Abad nos recuerda en este artículo las claves que algunos de los participantes de la II Jornada sobre Comunicación Clara dieron en sus ponencias en este evento organizado por el Ayuntamiento de Madrid y Prodigioso Volcán el pasado mes de diciembre.

Lenguaje claro: ¿Por qué nos recomiendan los psicólogos que hablemos con claridad?

«Un mensaje mal explicado no solo provoca la confusión del lector. No solo lo irrita. Lo peor es que lo frustra y lo acaba arrojando al «me rindo».

El psicólogo Martin Seligman lo descubrió en un experimento científico en 1967. Seligman llamó a esta forma de reaccionar síndrome de indefensión, y observó que ocurre igual en los animales y los humanos». 

Si te interesa, sigue leyendo en Yorokobu.

(Texto extraído de la página web de "El blog de la Fundéu")

 

 

El editor, fallecido el viernes, supo subrayar tanto la importancia de los jóvenes escritores como la solidez de los mayores

 

 Claudio López Lamadrid se hace un selfi con el escritor César Aira. DANIEL MORDZINSKI

 

Detrás de un escritor de Penguin Random House, grupo editorial en el que trabajó los últimos 20 años de su vida y en el que ejercía de director literario, estuvo siempre Claudio López Lamadrid, que murió el viernes en Barcelona víctima de un infarto a los 59 años. 

 

Entre los escritores a los que sirvió su educadísima inteligencia editorial estuvieron Gabriel García Márquez, Orhan Pamuk, Susan Sontag, César Aira o Javier Cercas. La lista de su vasto catálogo, hecho con vista, audacia y exigencia, la completan otros nombres a los que él trataba con idéntica filosofía: un editor es el puente entre la calidad y el público. Entre los nuevos, Emiliano Monge, Laura Fernández, Elvira Navarro, Patricio Pron, reinaba ayer la desolación por la ausencia de la sombra eficaz que él constituía.

 

Fue ese puente entre la creciente calidad literaria hispanoamericana y el público de las dos orillas, pues a él se debe, en gran parte, la nueva conexión narrativa que tiene al español como eje de expresión y de lectura. De la estirpe de Beatriz de Moura (con la que trabajó en Tusquets, junto a su tío Toni López), Carlos Barral o Jordi Herralde, fue un puente que construyó con otros cómplices en su propio grupo, Núria Cabutí, su consejera delegada, Pilar Reyes, la directora colombiana de Alfaguara, y Miguel Aguilar, mano derecha del viaje hispanoamericano del editor ahora fallecido.

 

En las ferias y en las presentaciones iba un paso por detrás de los autores; su figura de gentlemande Barcelona estaba pendiente de sus disgustos y de sus gustos, y a lo máximo que llegó, en la imagen pública de su cercanía, fue a compartir sustanciosos selfis que fueron explicación fotografiada de su disponibilidad. Fue un gran comunicador editorial, capaz de explicar con gestos mínimos la importancia de los jóvenes y la solidez de los mayores.

 

La suya era una pasión eficaz; en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, de la que era asiduo ferviente, organizó el lanzamiento del joven peruano Jeremías Gamboa. Reunió a todos los editores de Random House de América. Ante un auditorio mundial, el editor hacía su trabajo: crear expectativa, buscar eco, celebrar la alegría de publicar. Pasó con Gamboa, que no tendría más de 30 años, y con otros jóvenes, a los que promovió al oído de periodistas por naturaleza descreídos. Su capacidad de convicción la daba su historia de aciertos, y su modo de decir, mezcla de caballero viejo y de joven audaz que hizo del fular un modo de presentarse como un clásico en un mundo organizado por computadoras.

 

Ese trabajo difícil contribuyó también a no malgastar los grandes nombres propios a su cargo como el de García Márquez. Organizó con tiento la catalogación de su trabajo para que ni antes ni después de muerto las librerías se convirtieran en una orgía desordenada de obras del Nobel. Uno de los hallazgos que más se le pondera es el de David Foster Wallace y La broma infinita. Tuvo la fortuna, él lo dijo, de estar en un oficio en la que pudo editar a sus favoritos, Rafael Sánchez Ferlosio, Juan Marsé o Javier Marías. Y ha logrado el mayor éxito que puede alcanzar un editor, haber dejado una experiencia admirada siendo, como Kim de la India, el amigo de (casi) todo el mundo.

 

(Texto extraído de la página web de "El País")

 

ROMA, MÉXICO, ESTADOS UNIDOS

 

 

 

Roma es la ciudad eterna. Si Atenas es la cuna de la civilización occidental, Roma es el lugar que permitió su expansión por toda Europa, primero, y luego a través de todo el mundo. Roma es la cuna del latín, la lengua madre de idiomas como el español, el francés, el portugués y tantas otras.

Roma, que es tantas cosas, es también el nombre de un barrio de México D.F. y es también el título de la última película de Alejandro Cuarón. Esta película ha sido todo un acontecimiento. Sin duda, es la gran apuesta de una conocida cadena estadounidense de servicio de vídeo a la carta. Ha llamado la atención en cada festival al que ha sido presentada y ha ganado los premios más importantes que se han dado hasta ahora.

Porque Roma no es solo una magnífica película, es toda una inmersión en la realidad del pasado inmediato de México. Justo en este momento en el que hay ciertas tensiones políticas, los directores de cine mexicano están consiguiendo alcanzar unas cotas de popularidad inusitadas, provocando asombro por su valentía y su capacidad para innovar y asombrar. Porque Roma, además de ser una magnífica película, trata temas que están tan en boga como la situación de las mujeres en la sociedad a través de una mirada reflexiva y madura sobre las dos figuras femeninas más importantes en la vida del autor: su madre y su cuidadora, a quién dedica la película. Rodada en blanco y negro y con elementos que recuerdan aspectos del neorrealismo italiano, consigue resucitar una época de México que, como siempre ocurre con el verdadero arte, resulta completamente actual a pesar de que los hechos se desarrollen hace más de cuarenta años.

Roma, una película rodada en español, es la gran favorita para ganar el próximo “Óscar” a la mejor película y, de ser así, se produciría un hecho extraordinario: Por primera vez en la historia dos directores de cine mexicanos conseguirían el máximo galardón de la academia dos años consecutivos. Este dato, sin duda, revela la enorme importancia que está adquiriendo la cultura hispana en Estados Unidos y, a través de la potencia mediática de su industria cinematográfica, en todo el mundo.

Y es que, justo ahora que comienza un nuevo año, desde FIDESCU creemos que es importante recordar que el número de hablantes de español y la influencia de nuestra cultura no deja de crecer. Se estima que aumenta en cinco millones el número de nuevos hablantes de este idioma. Sin embargo, su influencia cultural no deja de crecer gracias precisamente a proyectos tan honrados y bellos como Roma, que ha tenido un enorme impacto en todo el mundo y que, premio a premio, seguirá creciendo a lo largo del próximo año.

En FIDESCU somos conscientes de esta inercia imparable de la cultura en español. Cada año aumenta el número de alumnos inscritos en nuestros cursos. Este año se han matriculado más de 100 personas en nuestro Máster Internacional para profesores de Lengua y Cultura Españolas. Además, contamos con una extensa oferta formativa para que puedas ampliar tu formación en ámbitos como la historia, la literatura, la tradición…

Ahora que comienza un nuevo año, quizá sea el momento de iniciar nuevos proyectos y comenzar una nueva aventura que te amplíe tu formación y, a la vez, te abra a nuevas posibilidades laborales. Desde luego, proyectos como la película Roma de Cuarón son esenciales para la expansión de la influencia de nuestro idioma. Cada año resulta más evidente que mejorar nuestra formación en el ámbito de la cultura hispánica resulta una buena decisión.

 

 

 

ABIERTO EL PLAZO DE INSCRIPCIÓN DEL “MÁSTER INTERNACIONAL PARA PROFESORES DE LENGUA Y CULTURA ESPAÑOLAS”.

Queremos recordarles que está abierto el plazo de inscripción para la XIII edición del Máster Internacional para Profesores de Lengua y Cultura Españolas. Este curso de postgrado forma parte de la oferta académica de la Fundación para la Investigación y el Desarrollo de la Cultura (FIDESCU) y la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA).

El interés por la lengua española no cesa de crecer en todo el mundo y cada año se amplían los horizontes profesionales en este campo para aquellas personas que tengan la formación adecuada. El Máster Internacional para Profesores de Lengua y Cultura Españolas propone un modelo innovador que combina la enseñanza online y presencial.

El 1 de octubre dará comienzo la parte online que tiene una duración de 9 meses. Este sistema de formación a distancia permite que se pueda realizar en cualquier lugar del mundo. En julio de 2019, durante 3 semanas, se realiza la parte presencial en la Universidad Pontificia de Salamanca.

El número de alumnos que han confiado en FIDESCU y la UPSA para realizar sus estudios de postgrado es mayor mayor cada año, lo que no solo es un motivo de orgullo para ambas instituciones sino que demuestra la calidad de la formación y el amplio abanico de oportunidades laborales que se abren tras su realización.

Si estás buscando un curso que te permita obtener la mejor formación integral en el ámbito de la lengua y la cultura española, no lo dudes, y ponte en contacto con FIDESCU para reservar tu plaza lo antes posible. http://www.fidescu.org/oferta-academica/espanol/inscripcion-cursos-de-espanol

El patronato de la Fundación FIDESCU concede becas por importe del 50% de las tasas, solicitudes en http://www.fidescu.org/oferta-academica/espanol/becas/solicitud-de-becas

 

Guay: De Eurovisión a la época medieval

 

                             

 

Hubo un tiempo que la palabra “guay” tenía poderes mágicos. Era una palabra moderna  que servía para indicar que algo era “muy bueno, estupendo” (RAE) pero además, la propia persona que lo utilizaba a considerarse, a su vez, moderna y muy buena y estupenda. Así que, de repente, la gente era “guay”, las fiestas eran “guays” y ciertos programas de televisión o grupos de música. Desde mediados de los ochenta hasta mediados de los 90 toda España era un país “guay”.

Sin embargo, como a menudo sucede, la modernidad bebe de las fuentes de un pasado remoto y olvidado. Sí, podemos decir que el Quijote es “guay”, y podemos decirlo porque el mismo Sancho Panza afirma “Envíanos ya al sin par Clavileño, para que nuestra desdicha se acabe; que si entra el calor y estas barbas duran, ¡guay de nuestra ventura!”. Así que la expresión “guay” está recogida ya en el libro del español más leído y traducido de la historia. Todavía podemos ir más atrás, mucho más atrás, hasta el siglo XIV, fecha en la que Jacobo de Vitriaco escribe en su Historia de Jerusalén “Guay de vos, mesquinos, que tal fe tenedes onde después de la muerte avedes de sofrir tormentos”. De hecho, aparece en textos aún más antiguos.

Al principio, el término no denotaba algo “muy bueno, estupendo” sino que estaba relacionado con el dolor y era un sinónimo de “ay”. De hecho, en la entrada del diccionario de autoridades de 1734 únicamente aparece una brevísima entrada que indica “Véase Ay”. El origen de esta palabra se encuentra en el alemán “Weh”, que significa dolor, por lo que pudo tener su origen en la época visigoda.

Hace unas pocas semanas, los cantantes que representaron a España en el festival de música europeo dijeron que “Ganar Eurovisión sería superguay”.  De esta manera, y aunque posiblemente no fueran conscientes de ello, Amaia y Alfred estaban siendo el último altavoz mediático de la palabra “guay”, una palabra que contiene una larga tradición cultural e histórica.

                ¿No os parece guay?

Sobre nosotros

Fundación para la Investigación y
Desarrollo de la Cultura Española (FIDESCU)

Gran Vía 45, 4º 1
28013 Madrid (España)
Tel: +34 91 524 06 08
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

POLÍTICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento (mediante la activación de las cookies en su navegador) no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra.

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

  • Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de vídeos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

  • Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

  • Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

  • Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

  • Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

  • Cookies de terceros: La Web de http://fidescu.org puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Google, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestación de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

    En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043. Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador.

  • Para más información sobre Navegador CHROME pulse aquí.
  • Para más información sobre Navegador EXPLORER pulse aquí.
  • Para más información sobre Navegador FIREFOX pulse aquí.
  • Para más información sobre Navegador SAFARI pulse aquí.

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con FIDESCU en info@fidescu.es